BENEFICIOS DEL TRABAJO PRO BONO


El trabajo legal pro bono trae varios beneficios además de promover el cumplimiento ético por las abogadas y abogados, tales como la capacitación en procedimientos judiciales, el aprendizaje en otros temas de derecho, la compañía y colaboración de trabajar en comunidad. A estos beneficios podemos sumar algunos incentivos que propone el nuevo reglamento, entre estos:

 

  • Exenciones al banco de oficio para abogadas que
    • trabajaron pro bono por 30 horas en entidad autorizada Regla 7(b)(1)
    • trabajaron 30 horas como abogada asesora o pro bono Regla 5(d)(1) y Regla 10(b)
  • Pago de honorarios y reembolso de gastos
    • en casos asumidos de forma voluntaria y el tribunal autorizó como uno de oficio Regla 10(a)
  • Acreditar horas de trabajo pro bono por créditos de educación jurídica continua
    • en casos de representación legal voluntaria Regla 10(b)
    • horas trabajadas pro bono en una entidad autorizada Regla 11
    • horas trabajadas como abogada asesora Regla 5(d)(2)
    • horas trabajadas de oficio sin compensación Regla 11

Las horas pro bono serán acreditadas por las entidades autorizadas o mediante resolución del tribunal. Las primeras 30 horas de una representación de oficio se consideran como trabajo pro bono. El cómputo para establecer horas crédito por servicio pro bono será de 5 horas por una hora de crédito general hasta un máximo de 6 horas crédito por periodo en que debemos cumplir.

 

Las abogadas podrán solicitar la acreditación de horas por créditos de educación jurídica continua aun cuando no hayan completado 30 horas. Esto, es decir si usted trabajo 10 horas certificada pro bono podrá solicitar 2 créditos generales de educación jurídica. Las horas compensadas con honorarios, no se podrán utilizar para solicitar acreditación de créditos (Reglas 4(w) y 11)


A través de resolución el Tribunal Supremo enmendó la Regla 36 del Reglamento de educación jurídica continua para incluir el servicio pro bono como mecanismo de cumplimiento. La enmienda entrará en vigor -junto al reglamento de oficio – el 1ero de enero de 2020. In Re 2018-0A, 2018 TSPR 173